samedi, août 16, 2014

tempêtes dans ses yeux




Les nuages trébuchent avec les insomniaques
décantent hardiment (papier mâché par terre, coloriage plastifié, salutations des vacances bon marché, les gens se pressent)
et étouffent les rues coiffées d’huile de moteurs.
Je tremble avec leurs baisés froids
avec les tonnerres sur nos rêves,
un mélange lumineux d’océans.

Des maisons noyées avec leurs occupants
c’est un numéro qui se répète dans la blanche fièvre des éclairs
(je compte leurs squelettes dans une même direction)
Les antennes insomniaques
s’étranglent langues erratiques de cette nuit.
Qu’est ce qu’elles disent ?
Qu’est ce qu’elles disent ?
Un homme est naît
avec des tempêtes dans ses yeux.

jeudi, août 14, 2014

La carrera de escritor en la república del sur





Seguramente me iré haciendo un escritor serio
aunque tenga hoy un P. C. que funciona a golpes
o no sea del P. C. y viva en el paraíso europeo que se imaginan editores ultra independientes
(algo similar a un perro ladrando a otro perro o al sacerdote lúbrico predicando celibato a sus fieles)
hay en mi pieza algunas respuestas negativas
al orden que limpié y engrasé de cuestionable capacidad taquigráfica.
Seguramente me emborracharé solo en las listas de inéditos que citan en fiestas literarias,
anónimos que hacen méritos para entrar al circo de lo peor.
La mayoría de mis amigos no son escritores,
y quienes lo son, trabajan clandestinamente,
barman, pintor, mecánico, chofer de camión, inspector de obras,
gente con la espina curvada
mientras escribo sin pedirles que entiendan más que el sonido de la cerveza sobre mis papeles o del whisky cuando hay.
Saben que algunos versos son producto de sus eructos, que expiran con fanfarrea el odio hacia sus jefes,
y no son directores de revistas criticas, ni se sientan a reír sin entender de qué por temor a los nuevos capos del barrio.
Ahora reconozco
 mi inexperiencia en la escritura y entiendo las respuestas negativas desde mi país
como consecuencia de mis carencias de escritor serio,
lejos de las dificultades heroicas de los escritores del fin del mundo,
porque Europa es para ellos sinónimo de riqueza y banquetes
y son fantasías los cuartuchos del viejo continente cayéndose con las ratas,
no estoy adiestrado en los horarios de las calles donde los bares abren con ladrones dentro,
eso me debe ser ajeno, supongo, como el papel y la tinta pegada a los dedos
No sé mirar con paciencia bonachona a los amargados que esperan callarte
porque no les crees, no les crees y se sienten ignorantes con su infierno, porque cada uno es digno de tenerlo,
pero es el infierno propio quien los posee y no al revés.
No me impaciento,
sé que con el tiempo
(esa mentira que nos absuelve de nuestras vidas)
descubriré los pases mágicos y sacaré conejos para ustedes,
pero por ahora solo puedo escribir esto.

domingo urbano




niña urbana, N. Folch

Desde una esquina cualquiera verás la ciudad vecina al mundo
y recordarás ese minuto
que le sobró a tu día,
el verano que no escapaste a tu barrio.
Como si nada pudiese cambiar
recorrerás tus rincones,
los que evitan que te estrelles en el cemento
y te dispares a un horizonte incierto
reloj sin manecillas.

Como si nada se realizara
más que una automática vida
comprenderás la gracia de la ciudad
y el necesario tropezar
con los animales muertos
que roen el cielo
su mirar dientudo tras cada iglesia sombreada por altos espejos   comerciales.

(Santiago, 2000 )

mardi, août 12, 2014

Gatos de la medina (fragmento)



Como si importara ! Como si a alguien le importara !
No es una historia que involucre a los conocidos de todos ni a la nobleza de la especie. Ya van dos noches aquí, dos noches en la que debe ser la pieza más barata de Tanger. Si estuviera en cambio en un bungalow en las playas de Córsega, de Tailandia o de México, en alguna playa exclusiva con mujeres hermosas de acento ruso y hombres bronceando el pepino, la historia se volvería interesante para algunos. Si escribiera eso, una autobiografía, el tipo más barato y morboso de literatura, si escribiera acontecimientos con aires homosexuales o implicancias mafiosas, si no me contentara con una prosa que sea realmente mía y la dejara ir por la calle de los top top top que cantan el coro de la canción que les pidan cantar con un aire de lunáticos, pero bien correctos a la hora de encontrar su propia cama por las noches y sacarse la siguiente foto con un pelo desordenado o mirada preparadamente heroinómana, con la teoría exacta, bien plana y digerible, nacional, identitaria y libre de mujeres que se tiran peos y eructan, pero que no conocen lo que es escribir y crear de la nada con las tripas quemando y pidiéndo más, mordiéndote las manos para terminar con la anestesia de la realidad que no es tal, sino un parche que calma la douleur de la solitude, entonces, quizás entonces interese a alguien esta historia.
Medina, N. Folch