dimanche, juillet 27, 2014

Salmo


 
Mujeres en Khenifra, N. Folch


¡Olvídanos Señor del Hambre!
¡Olvídanos Dios Megatómico!
Sólo descansa una montaña
ignorada por los ojos,
aquellos que nos recuerdan
la vergüenza de todos,
las noches sentidas
como arena bajo la piel.
Olvídennos,
olvidémosnos en los puertos congelados sin faros.
Nada de viejo o nuevos años
que sugieran la ceniza
en nuestros corazones de barro.

(Desde el Génesis que estamos embarrados)

Pero se estremece la montaña
con cada bomba de nieve
derritiéndose al Sol de la verdad.
¡Olvídanos Señor del Hambre!
¡Olvídanos Dios Megatómico!  


(escrito en el pedagogico, invierno 97)

Pies en la orilla

el calor fija,
la soledad explota,
pica en el ojo.

lundi, juillet 21, 2014

Despertar nevado


segunda amanecida en Francia, N. Folch





La nieve vuela con pretensión de gallo,
se expone con aire de muerta
junto a los cristales que corren
la mujer que reflejan
¡Oh bien! Un día de pobre gracia :
el café entra perdido
y la luz es una manera de ver las cosas.
La mujer vaporosa levanta mis carnes
revueltas en su sopa.
Al mismo tiempo
los mudos nacimientos
en hospitales con camas despintadas y baratas.


Despeinada me abraza,
congelada choca y se hace agua
como noche desplumada.
Yo la beso cayendo muy despacio
en las migajas del pan tibio.

dimanche, juillet 06, 2014

Ecuación




Me dedico a mirar el distraído teléfono
durante mi despertar
lento y silencioso, en armonía con él.
La mañana anota números al revés en mi ventana
me presta voces anónimas
detrás de la ecuación muda:

teléfono – mañana – yo.

vendredi, juillet 04, 2014

ABC


La muerte me ha dejado
un ABC para colorear.
Ella es la obrera que instala
los programas
los circuitos
de esta computadora.

dimanche, juin 15, 2014

Contacto




palacio de justicia, Caen. N. Folch

La noche
busca cuerpos y abre puertas
bares, prostíbulos, discotecas, escenarios
piernas en salsa de niñas,
cuarteles de bomberos,
salones vip-éridos.

Recién amanecida en su encierro
grita
estrellas que sudan.

Los suicidas neones aumentan
se bañan en el aceite
bajo los truenos con sus llaves puestas.